Tertulia del Maestro Samper en NYC

EXHIBICIÓN SIN PRECEDENTES SOBRE ARQUITECTURA MODERNA EN LATINOAMÉRICA EN EL MUSEO DE ARTE MODERNO (MOMA)

HACE ÉNFASIS EN LOS LOGROS ARQUITECTÓNICOS DE DIEZ PAÍSES ENTRE 1955 Y 1980

Para conmemorar el 60 aniversario de su última gran muestra sobre arquitectura moderna en Latinoamérica, el Museo de Arte Moderno (MoMA) se enfoca nuevamente en la región con Latin America in Construction: Architecture 1955–1980 (Latinoamérica en Construcción: Arquitectura de 1955 a 1980), un complejo compendio de posiciones, debates y creatividad arquitectónica que abarca desde Río Grande hasta Tierra del Fuego, desde México hasta Cuba y el Cono Sur, entre 1955 y principios de la década de los 80.

Expuesta a partir del 29 de marzo y hasta el 19 de julio de 2015, Latin America in Construction: Architecture1955–1980 es organizada por Barry Bergdoll, Curador, y Patricio del Real, Curador Asistente del Departamento de Arquitectura y Diseño del MoMA; Carlos Eduardo Comas, curador invitado, de la Universidade Federal do Rio Grande do Sul de Porto Alegre, Brasil; y Jorge Francisco Liernur, curador invitado, de la Universidad Torcuato di Tella de Buenos Aires, Argentina; con el apoyo de un comité consultivo con miembros de toda Latinoamérica.

En 1955, el Museo de Arte Moderno expuso Latin American Architecture since 1945 (Arquitectura en Latinoamérica desde 1945), una muestra sin precedentes que hacía énfasis en una década de logros arquitectónicos en toda Latinoamérica. Latin America in Construction se enfoca en el cuarto de siglo posterior, un periodo de cuestionamientos, exploración y cambios políticos complejos en todos los países que forman parte de la exhibición: Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Colombia, Venezuela, México, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico.

Durante estos años, los países latinoamericanos construyeron asombrosas obras arquitectónicas a las cuales realmente nunca se les ha dado su merecido lugar en los anales de la arquitectura moderna, la cual es dominada por arquitectos europeos y estadounidenses. La muestra de 1955 solo exhibió el resultado de un examen fotográfico y no expuso materiales originales de las obras incluidas en la muestra; por el contrario, Latin America in Construction: Architecture 1955–1980 reúne más de 500 dibujos y materiales originales que nunca antes habían sido expuestos en conjunto y, que en su mayoría, raramente exhibidos, incluso en sus países de origen.

La muestra propone una compleja lectura histórica de algunas de las cuestiones clave del periodo, desde el papel del sector público para ofrecer vivienda y la concepción de nuevos diseños y tipos de ciudades universitarias, hasta la respuesta de la arquitectura y el urbanismo a los conceptos de “desarrollo” o la necesidad de la arquitectura de servir como parte de la política de modernización e industrialización, sin importar si se aborda desde modelos capitalistas o en el experimento comunista de la Cuba de Fidel Castro, la cual aparece en la exhibición en fotografías pocas veces vistas.

Aunque la muestra se enfoca en el periodo de 1955 a 1980 en gran parte de Latinoamérica, la introducción a la exhibición es un amplio preludio a las tres décadas precedentes de desarrollos arquitectónicos en la región, donde se hallará una galería de filmes originales hechos con videos clásicos tomados por la directora y productora Joey Forsyte, quien reside en Los Ángeles. Recopilados de archivos de 15 países y de docenas de otras fuentes, estas composiciones fílmicas originales presentan la transformación de ciudades capitales claves de la región, la construcción de dos ciudades universitarias referentes en la Ciudad de México y Caracas, y el desarrollo de la nueva capital brasileña en Brasilia. Arquitectos como Lina Bo Bardi, Lucio Costa y Oscar Niemeyer en Brasil; Juan O’Gorman, Mario Pani, Luis Barragán, Agustín Hernández y Teodoro González de León en México; Mario Roberto Álvarez, Amancio Williams y Clorindo Testa en Argentina; Ricardo Porro, Fernando Salinas y Mario Coyula en Cuba; Henry Klumb en Puerto Rico; Carlos Raúl Villanueva y Jesús Tenreiro en Venezuela; Rogelio Salmona y Germán Samper en Colombia; Eladio Dieste y Nelson Bayardo en Uruguay; y Emilio Duhart y la Escuela de Valparaíso en Chile, por nombrar algunos, alcanzaron estos retos con innovación formal, urbanista y programática, mucho de lo cual sigue siendo relevante para los desafíos de nuestro propio periodo, en el cual Latinoamérica está respondiendo una vez más con una arquitectura urbana, innovadora y audaz a problemas actuales de modernización y desarrollo, aunque en contextos económicos y políticos muy diferentes a los que se consideran en esta importante reevaluación histórica.

La exhibición vendrá acompañada de dos grandes publicaciones: un catálogo ilustrado y una antología de textos primarios traducidos del español y el portugués.

Proyecto con Instagram 

En colaboración con Instagram, MoMA invitará a los usuarios de Instagram para compartir sus fotos de los edificios en la exposición, utilizando el hashtag #ArquiMoMA. Las fotos seleccionadas se presentarán en una de las sala de la exposición y en moma.org. El objetivo es mostrar el contexto actual de estos edificios, y cómo la gente los ve y utiliza hoy.  Los usuarios pueden enviar sus fotos en Instagram con el hashtag #ArquiMoMA en cualquier momento previo o durante la exposición.

Convocatoria CAMBIO CLIMÁTICO Y POLÍTICAS PÚBLICAS URBANAS: LECCIONES DE Y PARA CIUDADES COLOMBIANAS Y MAS ALLÁ

English Version click HERE

Debido a las inquietudes sobre sus consecuencias previsibles, el cambio climático ha generado en los últimos años numerosas investigaciones. Esas se caracterizan por abordar la cuestión por región geográfica, o por temas en zonas geográficas más amplias (los riesgos en las zonas costeras, por ejemplo), o por perspectivas disciplinarias (adaptación del derecho ambiental internacional al cambio climático, por ejemplo). Muchos de esos estudios se han concentrado lógicamente en un análisis de las ciudades, ya que reúnen más del 50% de la población mundial y generan el 80% del PIB mundial, pero también consumen alrededor del 70% de las energías y emiten la misma proporción de los gases de efecto invernadero. Por eso la resiliencia, o sea la capacidad de los organismos y sistemas a sobrevivir y adaptarse después de una crisis, se debe reforzar dentro de las zonas urbanas. Como lo precisa el reporte Resilient Cities 2014: “Como centros de población, economías y cultura globales, las zonas urbanas deben ser capaces de resistir al estrés y a los choques a sus sistemas físicos, socio-económicos y ecológicos.”[1] Esa resiliencia supone una sinergia y una colaboración entre todas las políticas públicas urbanas y todos los niveles de la gobernanza.

 Por su situación geográfica y sus características morfológicas, América latina es muy vulnerable a los efectos negativos del cambio climático. La desigualdad ahí es la más fuerte en el mundo y los efectos del cambio climático van a aumentarlas; las ciudades ya reúnen más del 80% de la población, así que son los lugares donde se concentra la probabilidad de riesgos más alta. Al mismo tiempo, ofrecen oportunidades para actuar sobre territorios bajo unas políticas públicas coherentes, así que pueden estimular unas medidas de acción novedosas. Además, por concentrar un tan alto porcentaje de la población, las ciudades pueden actuar como fermentos de movilización de la sociedad civil, sin la cual las políticas públicas no pueden lograr responder a los retos del cambio climático.

Si bien existen muchas publicaciones sobre las ciudades latinoamericanas, por una parte, y sobre los desafíos del cambio climático en América latina, por otra parte, no existe todavía una publicación dedicada a considerar todos los aspectos del cambio climático para la gobernanza de las ciudades latinoamericanas y las políticas públicas al respecto, cuando esas existen. Sin embargo, no faltan razones para hacerlo: la rápida y caótica urbanización, la carencia de marco reglamentario en la planeación, la frágil seguridad alimentaria, el problema de los servicios de abastecimiento de agua potable, saneamiento y energía, la gestión cada vez más complicada de la movilidad, de los residuos sólidos o de la biodiversidad urbana constituyen retos impresionantes. Los estudios recientes indican, por una parte, la necesidad de cerrar la brecha entre los investigadores y los responsables políticos[2], y por otra parte hacen hincapié en la urgencia de actuar dentro de las dos próximas décadas[3], subrayando además que el potencial más grande de mitigación de los gases de efecto invernadero posiblemente se encuentra en ciudades en rápido crecimiento en los países en vías de desarrollo[4].

En vísperas de la COP 21 en Paris en diciembre 2015 y de la cumbre de la ONU Habitat III en 2016, centrada en la elaboración de una nueva agenda urbana para el siglo 21, parece oportuno producir un estado del arte que pueda contribuir a formular políticas para desarrollar ciudades sostenibles en América latina en el siglo 21 con el reto del cambio climático.

La Universidad Externado de Colombia, y más específicamente su Facultad de Finanzas, Gobierno y relaciones internacionales, se propone llenar ese vacío, editando un libro colectivo titulado Cambio Climático y Políticas Públicas Urbanas: Lecciones de y para ciudades colombianas y más allá, dirigido por Sylvie Nail (PhD). Su propósito es hacer un balance sobre el estado de conocimiento, las buenas prácticas y las políticas públicas en relación con las consecuencias previsibles del cambio climático en las ciudades de América latina. Este intento de enfrentar la complejidad del modelo urbano frente a los retos será dirigido a la vez a la comunidad académica y a los que tienen el poder de decisión para proporcionarles herramientas. Se abordaran todos los temas relacionados con las políticas públicas en las ciudades, pero también se dará la palabra a las poblaciones para recolectar las buenas prácticas desde la sociedad civil, buscando asociaciones innovadoras entre los sectores público, privado y asociativo que aún son escasas[5].

Finalmente, se buscará la contribución de fotógrafos aficionados para ilustrar lo que significa el cambio climático para ellos/ellas, porque las artes representan el mundo de manera distinta, y también lo sueñan, y esos sueños pueden actuar como polinizadores de ideas, así que tienen todo su lugar en este proyecto orientado hacia el futuro.

Gracias a la contribución de expertos reconocidos en el mundo por sus investigaciones en los temas relacionados al cambio climático en las ciudades, se busca asegurar que la obra sea una referencia sobre la gobernanza alrededor del cambio climático en las ciudades del subcontinente, en el interés general. Por esa razón, se piensa sacar el libro en español y en inglés, en versión papel y numérica. Se solicitan a la vez contribuciones sobre América latina y sobre ciudades en otras partes del mundo que pueden servir de ejemplos concretos para ciudades latinoamericanas. Las propuestas pueden constituir aportes teóricos o ser basadas en estudios de caso de buenas prácticas.

Sigue leyendo

Inclusive Planning For Historic Townscapes, II Workshop y Gira Académica

POSTER FINAL 21.01.1555

A todos los miembros de la SOCIEDAD COLOMBIANA DE ARQUITECTOS, Investigadores Urbanos y Profesionales afines a la temática del evento, esta GIRA ACADÉMICA y WORKSHOP INTERNACIONAL INDIA – TAILANDIA 2015 les permitirá compartir esquemas de gestión de áreas históricas y turísticas, explorar oportunidades en acuerdos de cooperación técnica, gestión de recursos y financiación en el marco de la Cooperación Internacional para el desarrollo urbano sostenible.

Adicionalmente, este evento contiene las siguientes Ventajas:

-Los Miembros / Socios de la SCA pagarán el mismo importe de 3600 us dolares correspondiente a el importe de estudiantes -No hay costo de inscripción o matrícula.
-Experiencia internacional en el área de interés académico.
-Inmersión en una segunda lengua (Ingles) -Intercambio cultural y creación de “Redes de Cooperación” para futuras prácticas profesionales y/o académicas -Desarrollo de trabajo antes, durante y después del viaje coordinado por:

Prof. Elkin Vargas, Facultad de Ciencias del Hábitat .Prof Urbanista Rajesh Rajasekharan, Principal BURO DAP India .Arq. MSc Jaydeep Chaudhari, Principal BURODAP Estados Unidos.

-Certificación oficial de participación en el Workshop expedida por las Instituciones participantes.
-Participación en la elaboración y publicación de un libro (inicialmente en versión electrónica) con las memorias y resultados del evento.
-Desarrollo de actividades académicas, sociales y culturales.

Ganadores del Concurso público internacional para renovar el centro de Medellín

El concurso público internacional de Urbanismo y Paisajismo del Centro Cívico de Medellín tiene como objetivo reordenar el territorio en función de tres componentes principales: el Centro Cívico Institucional, que incluye los sectores de Bayadera y Calle Nueva, y los cerros tutelares Nutibara y La Asomadera.

El Departamento Administrativo de Planeación de Medellín contó con la asesoría, coordinación y ejecución técnica, jurídica y operativa de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, con el objetivo de garantizar transparencia, economía y la máxima calidad de la arquitectura.

El jurado estuvo compuesto por los arquitectos: Diana Wiesner Ceballos, Sky Janet Duncan, Francisco Eduardo Sanin, Jorge Perez Jaramillo, Angel Luis Fernandez Muñoz, Brenton Toderian y Giovanna Spera Velasquez.

GANADORES

COMPONENTE ACentro Cívico Institucional, que incluye los sectores de Bayadera y Calle Nueva

Primer puesto: Consorcio arquitectura y paisaje + Colectivo 720

En el concepto del jurado la propuesta ganadora:

“Propone una estructura completa para toda la zona de La Alpujarra con una muy acertada conexión con la ciudad circundante. Logra tener una visión global de integración con los cerros y el Centro Cívico que se resalta en comparación con otras propuestas.

La solución del Parque Verde EPM es muy interesante, además por la integración que propone de los espacios públicos del sector con la plaza de la Iglesia Corazón de Jesús hacia el norte.

Planea una muy interesante intervención para los barrios de la Bayadera y Calle Nueva que se puede extender al sur de la misma.

La propuesta tiene un interés especial en la resolución de la morfología y tipologías para el suelo de renovación y es útil como modelo de intervención para una transformación gradual en el tejido industrial existente.

El jurado recomienda reflexionar sobre la solución de pasar a desnivel en lugar de paso a nivel por la Avenida del Ferrocarril, esta solución debe ser repensada así como el espacio entre las dos áreas. Sigue leyendo

Respuestas del Arq. German Telléz C. a preguntas para la REVISTA ARQUITECTO – SCA

Revista Arquitecto 12
German-Tellez1. ¿Qué significa fotografía para usted? ¿Cómo se expresa este lenguaje de la luz?
Ambas cuestiones son ambiguas : en la primera no se sabe si se trata del término
lingüístico de “fotografía” o si se refiere a LA fotografía como actividad creativa. En el
primer caso, “fotografía”, tal como está en los diccionarios, es la suma de dos palabras
griegas clásicas, photos, luz y graphos, escritura, escribir. Es decir, escribir con luz. Pero
si se trata del ofiicio de fotógrafo, para mí significa una parte vital de mi existencia, mis
quehaceres y mi pensamiento. La fotografía no es una ocupación para mí, sino parte de mí
El lenguaje del cual habla la segunda pregunta no es “de la luz” sino el que está
conformado por la percepción y uso que el fotógrafo hace de ese fenómeno físico. La luz
no habla, pero el fotógrafo sí puede hacerlo al crear, con ella, imágenes que contienen
cierto discurso. En 1973 escribí en mi tesis de Bellas Artes : Descubro entonces que,
desde hace muchos años y muchos caminos, lo que busco es que perdure en mí la
memoria de la luz, pues mientras la luz exista, no entraré en las tinieblas de mis
La luz es para mí, un medio de expresión escrita. Insisto en que soy, más que arquitecto,
escritor. He escrito con máquina manual o eléctrica, con lápiz, estilógrafo, bolígrafo o
marcador y ahora con un computador. A esto se suma que desde muy niño, escribo
también con luz, capturándola a ésta y a sus compañeras, las sombras, con magia química
de soluciones de bromuros de plata sobre un papel o con brujería electrónica en una
pantalla misteriosa. La explicación básica de mi quehacer es esa: escribir. Siempre que he
dibujado, manualmente, un plano arquitectónico o una perspectiva o un bosquejo
cualquiera, siento estar escribiendo mensajes gráficos para alguien, para comunicar una
idea. El dibujo puede haber sido la primera forma de escritura del homo sapiens. Pero esa
tarea primordial es, de hecho, siempre y antes que todo, una escritura con luz.

2. Germán Téllez es arquitecto, historiador, fotógrafo y restaurador, además de haber
estudiado Bellas Artes. Cuál es el vínculo que se teje entre estas ramas de la
arquitectura y cómo su interacción le han permitido aportar al registro de las
transformaciones urbanas de Bogotá y otras ciudades del país?
Noto que, en la pregunta, mi verdadera condición, la de escritor, no figura en la lista de las
diversas actividades que vengo desempeñando. Y esa es, precisamente, el vínculo
intelectual entre todas las restantes. La disciplina intelectual que supone cada una de esas
actividades creadoras viene de una noción crítica común a todas ellas : ninguna debe o
puede ser ajena a las otras. (Entiendo el término “crítica” en su sentido etimológico puro,
desprovisto de significados peyorativos, de síntesis de opiniones, conocimientos o
criterios reunidos sobre un mismo tema). El proceso creador no debería ser
compartimentado o especializado. La historia de la arquitectura, el ejercicio arquitectónico

mismo, la preocupación por el patrimonio construido, a nivel de restauración puntual o del
estudio de fenómenos urbanos son facetas de una misma tarea intelectual. En todas el
papel de la escritura, con luz u otros medios, desempeña un papel específico en calidad de
herramienta física e intelectual. Las nociones literarias que les puedo haber sumado están
presentes en mayor o menor grado en todas ellas, aunque a los arquitectos les ocurra con
frecuencia respecto de la literatura lo del personaje teatral de Molière, el burgués
gentilhombre, el arribista cultural por excelencia, quien descubre de pronto, por obra de su
profesor privado, que lleva 40 años hablando en prosa, sin saberlo.
La lectura de un contexto urbano o la de un ensayo social o una novela, no son diferentes
en cuanto a su condición de actividad intelectual.Sólo varía su forma y contenido. En
todos esos casos la comprensión del lenguaje utilizado para crear lo uno y lo otro se basa
en el uso de un repertorio de recursos creativos. ¿No dijo Lewis Mumford que la ciudad
era la máxima creación del espíritu humano?. La arquitectura es para mí un modo de
pensar o de vivir, con una dimensión intelectual sumada a la creación de refugios
artificiales y el uso que se haga de estosl. De modo igual, La historia de las ciudades,
como marco de sus arquitecturas, es una gran parte de mi mundo intelectual y la
explicación y otorgamiento de sentido al mundo que me rodea.

3. ¿Cómo cambia la mirada frente a las obras, al ser arquitecto de formación, a la hora de
tomar fotografías arquitectónicas? ¿Esto permite captar más allá de la estructura de los
A lo primero se puede decir que la “mirada” no necesariamente cambia al observar
arquitectura. Puede que sí, a veces y en otras, no. Es posible abordar el tema fotográfico
de la arquitectura sin alterar ninguna de las actitudes ideológicas o conceptuales que
configuran la tarea general de fotografiar, pero nada impide que lo contrario ocurra
también. Existen espléndidas imágenes de arquitectura y urbanismo tomadas por
reporteros gráficos de talento genial como W. Eugene Smith, por ejemplo, e incluso
totalmente ajenos a la arquitectura. O imágenes producidas por inspirados artesanos de los

inventarios culturales gráficos, (como Eugenio Atget, o Nadar). Y hasta fotógrafos de
modas o cronistas deportivos gráficos. De hecho, la primera fotografía conocida y
realizada en Colombia, un daguerreotipo de una calle colonial en el centro de Bogotá, se
le debe a un aficionado o diletante, el barón francés Charles Gros. Los factores
determinantes en estos casos son la capacidad intelectual y la posible mentalidad
observadora de cada quién, sea o no fotógrafo profesional o un aficionado a los temas
arquitectónicos. Le preguntaron al gran fotógrafo norteamericano de los años 50 a 90,
Ezra Stoller, si él creía que ser arquitecto era indispensable para tomar fotografías de gran
nivel cualitativo de algún edificio. Stoller repuso que eso ayudaría pero no era
indispensable, señalando que el don de captar profundamente los valores y la significación
visual o intelectual de una obra de arte es una variable, existiendo tantas ideas al respecto
como fotógrafos haya en el mundo.
El punto de otros críticos – Susan Sontag y Roland Barthes, entre otros – es que el
conocimiento profesional de un tema, sea éste o no la arquitectura, no garantiza
magníficos resultados ni conduce por antonomasia a un aumento o disminución de lo que
se conoce como “talento”. Este conocimiento puede incluso obrar negativamente al
respecto. Es posible leer muy profundamente unas arquitecturas determinadas sin conocer
los pormenores del proceso creativo que las generó, ni del autor de la misma o las
características estéticas o éticas de la aquella. Otra cosa es admitir que es no menos
posible que, si esos conocimientos están presentes puedan enriquecer de modo
indeterminado la percepción y análisis de la obra fotográfica.
No siento que en mi actividad fotográfica haya tenido voluntariamente una “mirada”
especial para el tema de la Arquitectura o el de las Bellas Artes. Un gato en reposo, por
ejemplo, es una espléndida y compleja escultura. La arquitectura de un cuerpo femenino
es una arquitectura natural de primer orden, con su complejidad estructural, sus fantásticas
fachadas en “piel esforzada”, el estricto e implacable funcionalismo de sus componentes
interiores, cuya asombrosa organización volumétrica ya la quisiera tener la más
complicada máquina ideada por el hombre, el cromatismo y texturas de su envolvente
plástico (su piel), etc.. La arquitectura está por doquier. Véase si no el primer calificativo
atribuído por el pensamiento o la cultura religiosa monoteísta a un supuesto ser superior :
el Supremo Arquitecto del Universo.
La crítica o el análisis visual que suponen muchas de mis fotografías no vienen de
cambiar mi modo de pensar al enfrentar un hallazgo placentero o un motivo de
indignación en alguna calle. Sigo usando la misma tonalidad ideológica que me guía al
leer historia o poesía o debatir un tema cualquiera. Sería artificioso pretender lo contrario.
Lo que varía es el discurso que puedo crear, lo que tengo que decir sobre lo que la luz
hace de lo que tengo frente a mí. Nadie puede ser más inteligente o más torpe por estar
enfrentando el reto de hacer imágenes de lo que sea. Las diferencias cualitativas en la
producción de imágenes fotográficas no son distintas de las que diferencian a los seres
humanos entre sí.

4.Desde su perspectiva, ¿cuáles son los momentos más significativos del oficio de
fotografiar la arquitectura en Colombia?. En cuanto a técnicas, fotógrafos, obras, entre
Para mí no existe lo que se podría llamar, con carácter periodístico “los momentos más
significativos de la fotografía de arquitectura en Colombia” como quien escoge “los
mejores momentos de un partido de fútbol”. La totalidad del extenso relato de la aparición
y desarrollo de la fotografía de arquitectura y urbanismo en Colombia es un acontecer
continuo pero desprovisto de momentos sobresalientes o períodos de insignificancia. En
toda la cronología del género se pueden hallar críticamente obras y autores fotográficos
destacados y otros perfectamente olvidables. Lo que no es posible sin caer en el ridículo
cultural es pretender que en ese género hay “momentos” que por alguna razón sobresalen
de lo que sería un maremágnum de mediocridades y equívocos. Pero esos hipotéticos
“éxitos” y/o “fracasos” no forman parte de mi sistema crítico. Tiene tanto interés crítico
una hermosa labor fotográfica de arquitectura de cualquier época como las más redomadas
chabacanerías publicitarias o comerciales, aunque no sea sino porque ambas forman parte,
desigual, es cierto, de mi mundo visual e intelectual. ¿Por qué hacer antipáticas
comparaciones con el fín de buscar un “momento (públicamente) significativo”?. He
mantenido siempre que es en la memoria de cada quién que se pueden archivar
gradualmente imágenes que por ser inolvidables trascienden precisamente una posible
condición de “momento (críticamente) significativo”. No es muy importante que una
fotografía de arquitectura inolvidable para alguien sea del siglo XIX, del XX o de hace
unos días o que su autor esté consagrado por la crítica o los historiadores, o bien de un
anónimo aficionado a quien “se le apareció la Virgen” en el momento de fotografiar un
lugar urbano sublime o anodino. Así, no puedo caer en la trampa periodística de hacer mi
propia “selección” o “equipo campeón” de fotografía de arquitectura dando nombres y
haciendo listas parciales e injustas.
En cierto modo, admiro de distinta manera o critico de modo diferente a todos aquellos,
criollos o extranjeros, de los cuales conozco obras fotográficas de arquitectura tomadas en
territorio nacional. Pero no veo a ninguno de ellos como un momentos cumbre de nada ni
tampoco ignoro a los otros como simples fracasos. Para que exista el gran fotógrafo es
necesario que exista una numerosa base de lumpenfotógrafos de arquitectura que jamás
aparecerá en alguna revista.
La fotografía de arquitectura se inclinó tempranamente en Colombia hacia la arquitectura
del pasado, en especial la del período colonial, de la misma manera que en prácticamente
toda la América latina, luego viró al registro de las primeras modernidades del gusto
oficial y privado en el país, enseguida a la información gráfica sobre cuanto se construía
en cualquier región colombiana, ampliando su alcance ecuménicamente. Por último
descubrió las primeras épocas de modernidad reciente y luego se arrodilló (fenómeno
global) ante el registro de la moda arquitectónica y las “pautas” comerciales. Nada hay en
eso de específicamente colombiano o de originalidad. Al igual que mucha ( casi toda) la
arquitectura contemporánea en el país, la fotografía de ésta es de todas y de ninguna parte.  Sigue leyendo

Ganadores del Concurso público internacional para renovar el centro de Medellín

El concurso público internacional de Urbanismo y Paisajismo del Centro Cívico de
Medellín tiene como objetivo reordenar el territorio en función de tres componentes
principales: el Centro Cívico Institucional, que incluye los sectores de Bayadera y
Calle Nueva, y los cerros tutelares Nutibara y La Asomadera.

El Departamento Administrativo de Planeación de Medellín contó con la asesoría,
coordinación y ejecución técnica, jurídica y operativa de la Sociedad Colombiana
de Arquitectos, con el objetivo de garantizar transparencia, economía y la máxima
calidad de la arquitectura.

El jurado estuvo compuesto por los arquitectos: Diana Wiesner Ceballos, Sky
Janet Duncan, Francisco Eduardo Sanin, Jorge Perez Jaramillo, Angel Luis
Fernandez Muñoz, Brenton Toderian y Giovanna Spera Velasquez.

GANADORES

COMPONENTE ACentro Cívico Institucional, que incluye los sectores de
Bayadera y Calle Nueva  (para ver proyecto click AQUÍ)

Primer puesto: Consorcio arquitectura y paisaje + Colectivo 720

En el concepto del jurado la propuesta ganadora:

“Propone una estructura completa para toda la zona de La Alpujarra con una muy
acertada conexión con la ciudad circundante. Logra tener una visión global de
integración con los cerros y el Centro Cívico que se resalta en comparación con
otras propuestas.

La solución del Parque Verde EPM es muy interesante, además por la integración
que propone de los espacios públicos del sector con la plaza de la Iglesia Corazón
de Jesús hacia el norte.

Planea una muy interesante intervención para los barrios de la Bayadera y Calle
Nueva que se puede extender al sur de la misma.

La propuesta tiene un interés especial en la resolución de la morfología y
tipologías para el suelo de renovación y es útil como modelo de intervención para
una transformación gradual en el tejido industrial existente.

El jurado recomienda reflexionar sobre la solución de pasar a desnivel en lugar de
paso a nivel por la Avenida del Ferrocarril, esta solución debe ser repensada así
como el espacio entre las dos áreas.

El jurado está interesado en que se trabaje bajo la misma premisa de lo que se
plantea sobre la Avenida San Juna, eso proporcionaría una mejor experiencia del
peatón con el sistema de movilidad pública”.

Segundo puesto: UT Labranza arquitectura SAS + Leonardo Bohórquez

Tercer Puesto: Arquitectura en Studio + Urban Projects Bureau

Tercer Puesto: Edgar Mazzo

Tercer Puesto: UT OPUS + AEV

COMPONENTE B – CERRO ASOMADERA:
(para ver proyecto click AQUÍ)

Primer puesto: Edgar Mazzo

“Propone un manejo muy acertado del borde urbano hacia el barrios y es sensible
a sus comunidades en términos de conexiones, integración, continuidad y
oportunidades así como desarrollo progresivo y cualificación de estos espacios.

Reconoce la integración con el cerro en diversas escalas, tanto desde lo local
como desde lo barrial y lo metropolitano.

Incluye las actividades y estrategias congruentes a las necesidades de la
población.

Extiende el tejido de equipamientos que recupera e integra espacios urbanos
hasta el cerro el Salvador.

Potencia el valor ecológico y ambiental del cerro, en su valor reconocido como
ecosistema estratégico y cerro tutelar.

Se aprecian las positivas conexiones visuales, funcionales y biológicas y se
recomienda mantener la baja intensidad de usos así como mantener la
participación de la comunidad en el proceso futuro de transformación del cerro.
Se recomienda igualmente resolver algunas de las conexiones entre los caminos
interiores con lugares de encuentro y los bordes con el entorno”.

Segundo puesto: Consorcio arquitectura y paisaje + Colectivo 720

Tercer Puesto: María Paula Vallejo

COMPONENTE B – CERRO NUTIBARA:
(Para ver proyecto click AQUÍ)

Primer puesto: Consorcio arquitectura y paisaje + Colectivo 720
Concepto del jurado:

“Tiene una muy buena forma de conectar el borde de Parques del Río y el acceso
multimodal al cerro como una serie de estaciones que integran de manera
funcional lo existente en el cerro con su entorno.

Resuelve de manera integral la UVA, con un buen balance entre la calidad
arquitectónica y el manejo del entorno natural, dando variedad de ofertas en el
remate del recorrido, manteniendo el carácter cultural del cerro.

Hay intenciones positivas de manejo de las conexiones sobre el borde con la
ciudad, pero se recomienda enriquecer el espacio y las actividades urbanas, así
como las oportunidades urbanísticas para las comunidades vecinas.

Se aprecia la generación de anillos con prioridad peatonal que generan una
conexión entre la 33 y el barrios Perpetuo Socorro y los dos cerros.

Se sugiere desarrollar el remate de las calles 30 y 33 con la estación del metro y
las nuevas infraestructuras”.

Segundo puesto: María Paula Vallejo

Tercer Puesto: UT OPUS + AEV

Exposición XXIV Bienal Colombiana de Arquitectura en Bogotá

banner_bienal_blog

En el marco de este evento la Sociedad Colombiana de Arquitectos realizará la premiación de la Bienal Colombiana de Estudiantes de Arquitectura.

Reseña exposición y libro

El libro y exposición presentan la XXIV Bienal Colombiana de Arquitectura, evento que desde hace 52 años constituye uno de los hechos más relevantes de la SCA, a  través de la cual se muestra con regularidad un panorama representativo del ejercicio profesional en el país, distribuido en ocho categorías que abarcan todos los campos de la arquitectura, incluidos el ordenamiento territorial, el diseño urbano, el proyecto arquitectónico, la vivienda, el diseño de interiores, la intervención en el patrimonio, la investigación y las publicaciones.

Un renovado compromiso de los arquitectos colombianos se ha hecho evidente en las últimas versiones de la Bienal, especialmente desde comienzos de este siglo, cuando los trabajos más destacados corresponden a la obra pública de calidad, en contraposición a lo que se venía considerando en las décadas anteriores, por lo general edificios privados de vivienda y oficinas y centros comerciales. A partir del año 2000, los principales premios han sido otorgados a obras en espacios públicos representativos, calles, plazas y parques, así como a colegios, jardines infantiles y bibliotecas, los cuales se han convertido en referentes urbanos y espacios de encuentro de la comunidad.

Este mismo espíritu quedó demostrado en la edición de la XXIV Bienal de 2014, que bajo el lema de ‘Arquitectura por la Reconciliación’, ha reconocido en obras de pequeña escala, localizadas el lugares apartados y destinadas a poblaciones vulnerables, el empeño social de los arquitectos colombianos, muchos de ellos jóvenes profesionales, quienes han aportado su conocimiento y entusiasmo a la construcción de una nación más integrada y equitativa.De este modo, el Premio Nacional de Arquitectura 2014 le fue entregado al Parque educativo “Saberes Ancestrales”, ubicado en el municipio antioqueño de Vigía del Fuerte, caracterizado por las precarias construcciones palafíticas al borde del río Atrato, el cual se ha convertido en el lugar de congregación de la población. Así mismo fueron distinguidos, en la categoría de Proyecto Arquitectónico, la Casa del Pueblo en el nuevo centro de El Salado (Carmen de Bolívar) y la Escuela rural Alto del Mercado en Marinilla (Antioquia). En la categoría de Hábitat y Vivienda Colectiva el ganador fue la Urbanización Miraflores en el corregimiento de Bolombolo (Venecia, Antioquia), mientras que en Diseño Urbano el reconocimiento fue para el espacio público del Paseo de la Avenida Colombia – Bulevar del río Cali. En Intervención en el Patrimonio se premió la rehabilitación del Edificio Tibsaquillo, al tiempo que en Investigación, Teoría y Crítica el galardón fue otorgado a La Ciudad Refugio. Migración forzada y reconfiguración territorial urbana en Colombia. El caso de Mocoa.

La Bienal Colombiana de Arquitectura se consolida pues como uno de los eventos más importantes del ejercicio profesional en el país y es claro reflejo de la conjunción de los intereses de los arquitectos y los anhelos de las comunidades. La edición de la Bienal 2014 reafirma el compromiso de la Sociedad Colombiana de Arquitectos en la construcción de un nuevo país a partir de la buena arquitectura.  Sigue leyendo

Jornadas Urbanas Abiertas 2014

En el marco del juzgamiento del Concurso Público Internacional de urbanismo y paisajismo Centro Cívico Ciudad de Medellín, la Alcaldía de la ciudad y Parques del Río Medellín realizarán con el apoyo de la Sociedad Colombiana de Arquitectos y otras entidades, el 25 y 26 de noviembre de 2014, dos foros para analizar las miradas sobre la transformación de las ciudades y su habitabilidad.

Para participar en las Jornadas Urbanas abiertas los invitamos a inscribirse al correo electrónico parquesdelriomedellin@gmail.com

Poster foro+POT 2

La buena arquitectura construye vida en comunidad

publicado en:
Periódico El Tiempo
Sábado 1 de noviembre
Sección Vivienda.

Qué tipo de ciudades busca generar el gobierno con su programa de Vivienda Mi casa ya?

esta es la pregunta que la Sociedad  Colombiana de Arquitectos tiene sobre esta inversión de $2.4 billones que serán financiados con los impuestos de todos los colombianos, y por lo cual, debe impactar positivamente a toda la comunidad, porque la calidad de la vivienda no solo está dada en los materiales y la especialidad (que además es absurda), sino en su efectiva relación con el entorno.

Las soluciones de vivienda no deben pensarse de aquí a 10 años, sino que deben proyectarse para al menos los próximos 50 años, porque la vivienda construye el tejido social de la ciudad.  Para la comunidad de arquitectos lo que sucede en la actualidad es parecido a lo que pasó con el UPAC, un momento crítico, en el que la arquitectura quedó en segundo plano y la vivienda se volvió un tema de cifras.

Para que TODOS podamos elegir una vivienda, concebida como hogar y  no como bien adquisitivo, más allá de buscar rentabilidad para su compra, debemos reclamar el derecho a disfrutar barrios multifuncionales, con espacio público adecuado y vías de acceso que mejoren la calidad de vida;  por lo cual los arquitectos le pedimos al Estado vigilar menos la rentabilidad de los proyectos para los constructores y asegurar que éstos ofrezcan verdadera sostenibilidad social a la comunidad.

Es urgente crear políticas que apunten a la construcción de hábitat con el compromiso real de las constructoras, porque no se trata solo del edificio individual, la propuesta desde la SCA es que estos proyectos contemplen el entorno urbano para que sea más equilibrado y armónico, una comunidad que se conoce es una comunidad que se cuida y progresa de la mano.

Los arquitectos no desconocemos que la construcción es uno de los sectores que impulsa la economía, pero no podemos permitir que el interés privado prime ante el interés de la comunidad, el Estado tiene grandes retos en temas de planificación, gestión del espacio, arquitectura y urbanismo, para garantizar que estos programas no ahonden las brechas de segregación, porque el tejido social se construye conociéndonos, la calidad de vida y el bienestar es directamente proporcional a la seguridad y el disfrute de las ciudades, qué es primero entonces favorecer al sector o hacer ciudades donde la gente viva y quiera vivir?

 Arq. Sara Zamora Sarmiento
Presidenta Nacional Sociedad Colombiana de Arquitectos

Inscríbase en nuestro Blog SCA y reclame la REVISTA ARQUITECTO!

inscripcion_1

Arquitecto, lo invitamos a inscribirse en nuestro Blog SCA, reciba en su correo, noticias, convocatorias, eventos, conferencias e invitaciones relacionadas con la arquitectura. solo debes hacer click en REGISTRARSE, llenar la información, el nombre completo y dirección son necesarios, para que en el correo de notificación le informemos el lugar y la fecha donde podrá reclamar su Revista Arquitecto.
inscríbase para poder opinar sobre los temas de arquitectura

Esta promoción regirá solo hasta agotar existencias.